Procedimientos de lanzamiento y características del paracaídas D-6 ruso

El D-6 es un paracaídas fabricado con fines militares y que hoy vamos a analizar sus características y procedimientos de lanzamiento en las fuerzas paracaidistas rusas.

Se utiliza para entrenamiento y saltos de combate desde aviones de transporte y helicópteros en el ejército ruso. Fue desarrollado en el Instituto de Investigación de Ingeniería de Paracaídas de la antigua URSS, y usado por las tropas aereotransportadas de los pais CEI. El paracaídas modificado D-6 serie 4, junto con el paracaídas D-10 más moderno, así como por los aeroclubes civiles.

Sorprende mucho ver el funcionamiento de este paracaídas durante un lanzamiento de las tropas paracaidistas, principalmente cuando observas como el paracaidista salta desde un avión en modo de automático, y la cinta extractora hace su función parcialmente, ya que en lugar de extraer el paracaídas de una vez, lo que despliega es un pilotillo estabilizador, similar al de los sistemas de apertura manual, pero que no abre inicialmente el paracaídas, si no que es abierto por el propio paracaidista segundos después con el sistema tradicional de apertura por anilla o también de forma automática son un sistema de presión barométrica que se puede acoplar.

Paracaídas D6 ruso Patriot listo

Vista general paracaidas D-6  “Patriot”Detalle partes paracaidas D6 patriot ruso

1 – Cinta de goma
2 – Enlace
3 – Estabilizador de paracaídas en recámara
4 – Driza de verificación
5 – Nudo de fijación de  enlace al anillo del arnés
6 – Anillo unión a arnés
7 – Driza anillo guía
8 – Driza de horquilla flexible
9 – Lazo de banda
10 – Bloqueo de la horquilla flexible con el dispositivo
11 – Dispositivo barométrico PPK-U-165A-D o AD-3UD-165

Datos tácticos y técnicos del paracaídas

El paracaídas D6 está diseñado para soportar masas totales de vuelo de hasta 150 kg,   ser lanzado hasta los 8.000 mts de altura, con un sistema de estabilización de 3 segundos después de abandonar la aeronave a una velocidad de vuelo entre 140/400 km/h según el dispositivo y versión. En cuanto a la velocidad media de descenso horizontal en situación estable con la campana estabilizadora a altitudes de 500 mts e inferiores entra en el rango de 30-40 m/seg. La velocidad media de descenso vertical aproximadamente a 5 m/seg,

Dimensiones y peso totales paracaidas plegado

  • Longitud: 570 mm
  • Ancho: 285 mm
  • Altura: 210 mm

El peso del paracaídas sin bolsa de transporte ni dispositivo de seguridad no supera los 11,5 kg.

Diagrama de apertura paracaidas ruso D6 Patriot

Diagrama de apertura del paracaídas D-6

1 – Alojamiento del paracaídas estabilizador
2 – Paracaídas estabilizador (pilotillo estabilizador)
3 – Enlace de conexión
4 – Alojamiento principal del paracaídas
5 – Despliegue de paracaídas
6 – Contenedor-mochila paracaídas

Paracaidas D6 ruso empacado

Protocolo y procedimientos de lanzamiento del ejército ruso

1- La preparación de un lanzamiento comienza con la equipación, donde los instructores facilitan los equipos a los paracaidistas.

2- Comprobación visual del equipo. Todo paracaidista principiante es asistido por  instructores experimentados para ponerse el equipo completo. Además del paracaídas principal, en este caso D-6, el kit incluye un paracaídas Z-5 de repuesto, un casco duro y una bolsa de paracaídas que se coloca debajo del puente del pecho. Ambos paracaídas, el D-6 principal y el Z-5 de repuesto, están equipados con dispositivos de seguridad PPKU.

Inspección inicial

Una vez que el paracaidista está equipado, los paracaidistas se alinean para una inspección inicial.  En este momento, los paracaidistas tienen estrictamente prohibido salir de dicha línea marcada en el suelo. Es el momento en el que se inspeccionará al paracaidista y su equipación. Serán examinados dos veces por al menos dos instructores para verificar el correcto empaquetado de los paracaídas y la preparación del equipo para su uso en el salto. En este caso, todos los paracaidistas se colocan siguiendo un orden concreto, los mas pesados serán los primeros, y los más ligeros al final. Esto se hace para minimizar los movimientos de los paracaidistas antes del lanzamiento.

Subida de la patrulla a bordo

 Una vez finalizada la inspección, los paracaidistas, a las órdenes del instructor, se dirigen a la aeronave en el mismo orden en que estaban en la línea de inspección inicial. La aproximación a la aeronave está permitida solo por el lado de la cola, siguiendo la misma secuencia que en la línea de revisión citada, de modo que los paracaidistas más ligeros estén más cerca de la cabina y los paracaidistas pesados ​​más cerca de las puertas del avión (excepto en algunos tipos de helicópteros donde las puertas están al lado de la cabina). En el avión, los paracaidistas se sientan según las instrucciones del instructor, en los lados izquierdo y derecho, de espaldas a la pared, media vuelta hacia la puerta (“forma de espina de pescado”). Deben evitarse los movimientos excesivos  para no enganchar accidentalmente el arnés, cinta extractora o anillas del paracaídas con ningún objeto saliente, o los paracaídas de los paracaidistas de al lado.  Después de colocar a los paracaidistas en la aeronave, el instructor cierra la puerta e informa al piloto sobre el inicio y preparación para el despegue. El instructor jefe es el instructor  más capacitado para esta tarea, cuyas funciones incluyen organizar a los paracaidistas en en interior desde el momento en que los paracaidistas suben a bordo  hasta que  abandonan la aeronave.

 Despegue y ascenso

El piloto informa de manera continua al jefe de salto informándole de la altura de la aeronave.  Al alcanzar una altitud de  700 metros, uno de los instructores  libera cada driza de horquilla flexible de los dispositivos de seguridad PPKU en los paracaídas de reserva de los paracaidistas (esto asegura la preparación del dispositivo para el despliegue forzado del paracaídas de reserva a una altitud de aproximadamente 300-400 metros). A la voz del jefe de salto de  “Prepararse”, los paracaidistas agarran la anilla principal de extracción del paracaídas con la mano derecha, habiendo insertado previamente su mano derecha en la banda elástica fijada en la anilla (el elástico es necesario para que la anilla no se pierda después del uso ). A la altura de lanzamiento, que es de 800-900 metros para los paracaidistas primerizos, el instructor abre la puerta y, después de asegurarse de que la aeronave ésta lleva la dirección correcta da la orden “Levantarse”, que va acompañada de un movimiento hacia arriba del brazo extendido, mientras que el brazo se dirige hacia la fila de paracaidistas primeros en lanzarse. Como regla (pero no siempre) los paracaidistas ubicados en el lado izquierdo saltan primero. A esta orden, todos los paracaidistas sentados en ese lado indicado se levantan y giran hacia la puerta, y todos los paracaidistas del lado opuesto permanecen en sus asientos hasta nueva orden.

Listos para el salto

 Una vez que todos los paracaidistas se han levantado y girado hacia la puerta, el instructor hace un gesto a la primera persona para que se acerque a la puerta más cercana y adopte posición de salida para el inminente salto. A esta orden, el paracaidista se acerca a la puerta, pone su pie izquierdo en el borde (umbral de la puerta) y toma una posición de 90 grados con respecto a la cola del avión, la mano derecha sostiene firmemente la anilla  del paracaídas principal, y la mano izquierda fija la mano derecha en la zona de la muñeca, los brazos cruzados se presionan contra el pecho, los codos se presionan firmemente hacia los lados y las piernas se doblan para tomar impulso, mientras que la punta de la pierna izquierda, que está en el borde de la puerta y sobresale ligeramente hacia afuera.

Habiendo tomado la posición de preparación, el paracaidista espera la orden “Vamos”. El Jefe de salto le hace al paracaidista la pregunta “¿Listo?”, Y después de asegurarse de que está listo para saltar, le da la orden “¡Vamos!”.  Al escuchar la orden “¡Vamos!” y sintiendo una palmada en el hombro, el paracaidista sin demora, pero también sin alboroto innecesario, se impulsa vigorosamente por el costado del avión y mantiene la posición de agrupamiento; manos en el pecho, codos presionados contra el cuerpo y piernas inmediatamente juntas después del empujón, comienza a contar 501, 502, 503…… Gracias a la cuenta regresiva de este modo, en el momento en que el paracaidista mentalmente cuente 503 habrán pasado aproximadamente tres segundos desde el momento desde su salida de  de la aeronave, este es exactamente el tiempo que se necesita para sacar al paracaidista de la aeronave a una distancia que garantiza el despliegue seguro del paracaídas. Inmediatamente después de alcanzar la cuenta de 503, el paracaidista tira con fuerza de la anilla del  paracaídas principal. Una fracción de segundo después de sacar el anillo de tracción, el paracaidista sentirá un impacto dinámico, que se siente como una sacudida brusca con una parada instantánea de la caída y es una señal de la apertura y llenado de la campana.

Chequeo de campana

La inspección del paracaídas es la primera y obligatoria acción que debe realizar el paracaidista inmediatamente después de desplegarse su paracaídas. Después de sentir un tirón indicando que el paracaídas está abierto, el paracaidista debe realizar las siguientes acciones:

1. Inspeccionar la campana para evaluar su integridad, llenado adecuado y su funcionamiento. 2. Mirar a su alrededor para evitar una posible convergencia con otros paracaidistas. 3. Desbloquear el dispositivo de seguridad del paracaídas de reserva. Para inspeccionar la campana, debe levantar la cabeza para poder ver toda la cúpula, desde su borde frontal hasta su parte posterior y tener una forma redonda correcta, sin solapamientos ni saltos de cuerdas.  A la derecha y a la izquierda entre los extremos libres hay líneas de control en forma de bucles, generalmente rojas, con menos frecuencia verdes.

 Al mirar a su alrededor, no basta con mirar a la derecha, a la izquierda y al frente; También debe mirar hacia atrás para asegurarse de que no haya otros paracaidistas peligrosamente cerca. Para hacer esto, el paracaidista necesita darse la vuelta con el arnés. Un giro en el arnés se realiza de la siguiente manera: el paracaidista echa la cabeza hacia atrás y con una mano (digamos con la derecha) agarra el extremo libre trasero izquierdo en la zona del hombro izquierdo, mientras la mano se sujeta entre la cara del paracaidista y los extremos libres traseros, simultáneamente con esta segunda mano (respectivamente izquierda), el paracaidista agarra el extremo libre delantero derecho al nivel del hombro derecho, mientras sostiene la mano por delante de las bandas delanteras. Después de lo cual loas bandas delantera y trasera se tiran uno hacia el otro. Como resultado, los extremos libres se tuercen y el arnés comienza a desplegarse, lo que permite al paracaidista ver el espacio detrás de él. Después de la inspección, el paracaidista suelta las bandas y lo devuelve a su posición original. Cuando se ve desde los lados, también es necesario inspeccionar el espacio debajo para excluir la posibilidad de un golpe accidental del paracaidista de abajo. La inspección del paracaídas y la inspección de los lados es una acción obligatoria después de que se despliega el paracaídas, después de asegurarse de su propia seguridad, el paracaidista puede comenzar a trabajar directamente debajo del paracaídas.  La tercera acción del paracaidista después de abrir el paracaídas D-6 es desbloquear el dispositivo de seguridad del paracaídas de reserva para evitar que se active a una determinada altitud. Para hacer esto, el paracaidista toma el dispositivo rojo en el paracaídas de reserva con los dedos de una mano y lo saca suavemente de su lazo blanco suavemente, sosteniendo este lazo con los dedos de la otra mano. Todas estas tres acciones se realizan en una secuencia estrictamente especificada: 1- chequeo de campana, 2 chequeo de los lados, 3 desbloqueo del paracaídas de reserva.

Después de abrir, inspeccionar el paracaídas e inspeccionar lados, el paracaidista tiene entre 1,5 y 2,5 minutos antes de aterrizar. Control de altitud y preparación para el aterrizaje a una altitud de 100-150 metros. El control de altitud de un paracaidista novato que no tiene dispositivos especiales, se lleva a cabo observando la línea del horizonte y evaluando visualmente la aproximación de la tierra debajo de él en un ángulo de 45-60º.

Maniobras preparatorias de toma de tierra

Aproximadamente a una altitud de 30-50 metros, el paracaidista debe agarrar los mandos libres traseros con las manos, apretar con fuerza las piernas, doblarlas levemente a la altura de las rodillas y adelantarlas un poco para que no quite visión l paracaídas de reserva y  pueda ver las puntas de sus botas, los pies deben estar firmemente presionados entre sí y ubicados en el mismo plano con la superficie de aterrizaje, de modo que el aterrizaje ocurra simultáneamente en toda el área de ambos pies reunidos. Habiendo tomado la posición aproximación, el paracaidista espera el contacto con el suelo.

Toma de tierra

 Habiendo tocado el suelo, el paracaidista, sin intentar mantenerse en pie, cae en la dirección en la que el viento lo ha dirigido. Al mismo tiempo, las manos continúan permaneciendo en los mandos traseros, hasta que se detienen por completo. Después del aterrizaje, el paracaidista, de pie, inmediatamente corre alrededor de la campana y de pie a un lado de la misma para ayudar en el deshinflado de la campana, se quita el arnés, desabrochándose uno a uno: paracaídas de reserva, correa para el pecho, perneras del arnés.

Después de liberarse del arnés, enrolla según le enseñaron en su formación previa, introduce el paracaídas en su bolsa y lo transporta hasta el lugar de novedades de la patrulla. 

En resumen: La secuencia de acciones después del aterrizaje se observa estrictamente en el siguiente orden: 1. Pararse al costado de la campana. 2. Desabrochar el paracaídas de reserva. 3. Desabrochar la correa del pecho del arnés. 4. Desabrochar las perneras. El incumplimiento de esta secuencia, en el caso de una repentina ráfaga de viento fuerte, puede provocar una caída inesperada del paracaidista al suelo, debido a la campana recién inflada por el viento, seguida de repetidos arrastres y lesiones (o asfixia), equipamiento y correas  del pecho desabrochada, con las perneras desabrochadas anteriormente.

Video: lanzamiento desde avión con paracaídas D6 ruso


Video: Detalles del plegado del paracaídas D6
 

Fuentes: VetPac y nuestro colaborador Chema Tejado, veterano cabo 1º BRIPAC, Jefe de salto en la UBPAC 1983-1989

Prohibida la copia y reproducción total o parcial de sin el permiso del autor.
Si te ha gustado déjanos tu Me gusta en las redes sociales.

Veteranos Paracaidistas de España
www.vetpac.es – email vetpac@vetpac.es

Ahora ya puedes comprar en VETPAC artículos y complementos de tu unidad, emblemas, parches, camisetas, libros, tecnología etc

Ver ahora productos Amazon VetPac

Aún no te has descargado la app móvil VETPAC?… es GRATIS

App móvil VetPac Veteranos Paracaidistas de España