Orígenes del Indaloindalo íbero de Mojácar

La figura que denominamos Indalo fue descubierta en 1868 por el almeriense Antonio Góngora y Martínez en la Cueva de Los Letreros en Vélez-Blanco, al norte de la provincia de Almería. La pintura llevaba más de 4.000 años en aquella cueva. Aunque bien es verdad, que los habitantes de Mojácar lo han representado en las fachadas o en las puertas de sus casas, ya que, para ellos, era portador de buena suerte.

El indalo es una figura rupestre del Neolítico tardío o Edad del Cobre. Los arqueólogos han descubierto que el Indalo era la representación de un dios prehistórico de una ciudad monoteísta, que sujeta el Arco Iris con los brazos abiertos, el primer pacto del Dios con el hombre y seguridad contra posibles diluvios, por ejemplo, o contra las tormentas y rayos.

 

Historia del Indalo paracaidista

Historia del Indalo Paracaidista

 La historia del Indalo paracaidista nace de la visita que realizan unos componentes del curso 3º de apertura manual de la Agrupación de Banderas Paracaidistas, germen de lo mas tarde fue la Bripac del ET, y del Servicio de Tierra del Ejercito del Aire al pueblo almeriense de Mojácar en junio de 1964 como motivo de un fin de semana de descanso . A uno de los miembros, el Cap. D. José Cassinello Pérez, posteriormente muy vinculado con la Bripac durante toda su carrera militar,  le llamó la atención ver la figura del Indalo y se sorprende del gran parecido con un paracaídas; siendo en esa época habitual el elegir un distintivo específico para el curso que se hacía, los concurrentes a este tercer curso de Apertura Manual eligen el Indalo como su distintivo.

Una vez  finalizado el curso los miembros pertenecientes al ET a su regreso a su acuartelamiento en Alcalá de Henares, decidieron portar en su uniforme dicho emblema, el cual causó una buena acogida entre el resto de compañeros y autoridades, quedando ya instaurado dicho emblema  en la circular 369-1-BP de 2 de mayo de 1969 como distintivo del curso de apertura manual, de tal forma que todo personal que superase el curso tenía el derecho a usarlo como distintivo del mismo; desde entonces, el personal manualista de las fuerzas paracaidistas del Ejército de Tierra ha llevado el Indalo en el uniforme. Pero el Indalo como distintivo de curso no lo sería sólo del de apertura manual; con la actualización de la Cartilla de Uniformidad Paracaidista en 1977, al Indalo se le añade una chapita a sus pies con la palabra HALO y queda normalizado como distintivo del curso HALO HAHO (High Altitude – Low Opening / High Altitude – High Opening).

 En la actualidad, estos distintivos están descatalogados en el Ejército de Tierra, pero todo paracaidista, incluso de otros cuerpos de las FFAA ,que superó alguno de estos cursos en su día estando en vigor, sigue utilizándolos. Por este motivo, si alguna vez te cruzas con un militar de uniforme que lleva en su guerrera el Indalo, no es un capricho, es el distintivo de un curso paracaidista, ¡es el Indalo Paracaidista!.

 

Fuente:Vetpac y El Diario de Almería

 

Aún no te has descargado la app móvil VETPAC?… es GRATIS

App móvil VetPac Veteranos Paracaidistas de España