Para cualquier ejército el tema de la alimentación tanto en los acuartelamientos como durante las operaciones y contiendas siempre ha sido, y es, un aspecto fundamental. Afortunadamente hace Artículos de una caja de previsiónmuchos años que el llamado “rancho” pasó a la historia. Cocinas con la higiene de entonces, muchas bocas a las que alimentar, alimentos pobres, de baja calida y realmente con muy poco valor proteico, y esta mala alimentación desembocaba e enfermedades debido a que los productos no eran frescos, falta de vitaminas etc… Seguro que nuestros veteranos más antiguos saben de lo que hablamos.

El problema era aún mayor cuando salías de maniobras y los cocineros hacían lo que podían en aquellas cocinas portátiles. Todos recordamos aquellos grandes recipientes, ollas y perolos,  bandejas y cacillos de las cantimplora faltos de higiene y limpieza al acumularse el polvo, barro y restos de la comida o cena anterior porque no tuviste tiempo de limpiarlo o agua para hacerlo.

En aquellos años no se miraba tanto calidad, y con el paso de los años, y con las experiencias de ejercicios en el extranjero y la entrada en la CEE nuestro ejército fue adaptándose a las exigencias del resto de ejércitos, donde no solo hay que ajustarse a la operativa diaria en los diferentes escenarios de trabajo, si no también cuando los soldados tienes que realizar ejercicios de entrenamiento fuera que exigen el máximo rendimiento físico, psicológico y técnico.

No hemos podido encontrar documentación donde poder comparar aquellas “raciones de campaña” que nuestros veteranos mas veteranos, pero si podemos mostrarte que tipo de alimentación de campaña tenía los EEUU durante la Guerra de Vietnam y años 80, y compararla con tu época, y la ración actual que tiene ahora nuestro ejército.

¡¡Como han evolucionado los tiempos….!!