Hoy 11 de abril de 1972 se cumple un aniversario más de accidente ocurrido en Puerto del Rosario, Fuerteventura, donde se vieron involucrados miembros de la Brigada Paracaidistas durante el lanzamiento paracaidistas dentro del ejercicio Maxorata-72.

El resultado de dicho accidente se saldó con la muerte de 13  paracaidistas y mas de medio centenar de heridos. El factor determinante de la tragedia fue las fuertes ráfagas de viento que azotaron Tefía aquel día.

El ejercicio consistía en improvisar un campo de batalla, donde cinco aviones DC3 de Ejército del Aire harían las pasadas oportunas para el lanzamiento de 90 paracaidistas que volaban en ellos y habían despegado desde la B.A. de Gando minutos antes para después poner rumbo al Llano de La Laguna.

El viento era tan fuerte y racheado justo en el momento del lanzamiento que ocasionó graves problemas de navegabilidad y de arrastre en la toma de tierra fuera de la zona de aterrizaje prevista. Los paracaidistas fueron arrastrados varios kilómetros, sin poder hacerse con el gobierno de sus paracaídas para después estrellarse contra paredes y otros elementos del terreno. El resultado trágico causó la muerte de dos sargentos y once CLP´s (Caballeros Legionarios Paracaidistas), 56 resultaron heridos gravemente.

El drama estaba servido cuando los compañeros que había podido tomar suelo en buenas condiciones trataron de ayudar a sus compañeros. Unos pudieron correr tras ellos y alcanzarles para cortar los hilos del paracaídas, consiguiendo evitar una muerte casi segura demostrando mucho valor, los que no tuvieron suerte de que sus compañeros les alcanzaran ni ellos desprenderse del paracaidas terminaba chocando brutalmente con alguna pared y quedaban colgados de higueras. Fernando Peña, ganadero local testigo de excepción ese día pudo salvar a dos, al tercero le fue imposible dada la importante herida que tenía, junto con sus sobrinos trataron a los primeros heridos hasta que llegaron las ambulancias.

Desde entonces, cada 11 de abril, miembros de la Brigada de Paracaidista se reúnen en la zona del Alto, en Tefía, para honrar a los caídos. El monumento con el nombre de los 13 fallecidos y una escultura con una inscripción en la que se puede leer «triunfo o muerte» son los únicos vestigios que quedan de la dramática tragedia militar.

Caídos paracaidistas… Con nosotros. DEP

Aquí tienes la entrevista a Francisco Galán, veterano paracaidistas y testigo del accidente:

Ejercicio Maxorata 72. VetPac

Fuente: La Provincia