Se cumplen 26 años desde que una resolución del entonces JEME (Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire), el general Ramón Fernández Sequeiros  allá a principios de 1994, se creara el Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA),  cuya misión de facilitar las operaciones de las unidades de aeronaves del Ejército del Aire durante sus despliegues y como continuación a la previa Escuadrilla de Apoyo al Transporte Aéreo Militar (EATAM), que había sido formada en 1983.

La EADA, que al principio atendía la designación de Escuadrilla de Apoyo al Despliegue Aéreo, tiene sede en la parte sur de la Base Aérea de Zaragoza, siendo su lema “Obviam Primus” que viene a significar llegar los primeros. Entre sus misiones, están las de seguridad y defensa terrestre, policía militar, Protección NRBQ (nuclear, radiológica, biológica y química), y antiaérea de corto alcance o SHORAD (Short Range Air Defense).

En lo referente a las de Apoyo al Transporte Aéreo Militar se realizan mediante sus equipos de escolta que protegen tanto a las aeronaves como a sus tripulaciones cuando éstas operan en áreas de riesgo por todo el mundo. Durante el pasado año, la unidad realizó un total de 21 misiones de este tipo, sin contabilizar las propias de los destacamentos en curso.

Estamos ante una Unidad que ha ido creciendo, tanto en las capacidades que ha ido asumiendo que han conllevado a un aumento de sus efectivos, que actualmente son un total de 320 militares, todos paracaidistas, tras superar el curso en el EMP (Escuela Militar de Paracaidismo) sita en la Base Aérea de Alcantarilla (Murcia).

Esta expansión, que conllevo entre otros medios incorporar misiles antiaéreos franceses MBDA Mistral en su versión de lanzador doble Atlas y los italianos Selenia Aspide 2000 para asumir las capacidades SHORAD, llevo el 16 de junio de 2000 a elevar la categoría a la de Escuadrón, manteniendo la abreviatura. Se trata de la única unidad de la OTAN que ha operado ininterrumpidamente durante más de trece años en Afganistán, además de ser la primera unidad española en operar de forma permanente en esa zona de operaciones.

Actualmente el EADA se encuentra desplegado en la Misión de apoyo a Mali, realizando desde 2013 misiones de escolta y protección de las aviones C-130H Hercules del Ala 31 del destacamento Marfil, y prestando servicios de terminal aérea.

Ha estado presente asimismo en la República Centroafricana, desde 2014, realizando misiones de escolta y protección de los Airbus Defence and Space (DS) C295 del Ala 35 del destacamento Mamba, que operan desde Gabón, y prestando servicios de terminal aérea; en Seguridad Cooperativa Mauritania, formando a personal de la fuerza aérea de este país en misiones de protección de la fuerza y defensa de bases. Esta actividad se inició en 2016 y se desarrolla anualmente. Además de estas misiones, realizó su despliegue en la base de Šiauliai (Lituania), en apoyo a los EF-18 del Ala 12 en la misión de Policía Aérea del Báltico o BAP (Baltic Air Policing).

Desde su creación, 13 de sus componentes han fallecido en acto de servicio, 12 de ellos en el polémico accidente del Yak42 en el que 26 de mayo de 2003 murieron 62 militares españoles en las proximidades de Trebisonda (Turquía), además de otro tras un lanzamiento paracaidista en Ablitas (Navarra).

Fuentes: RTVE/Julio Maíz Sanz/Defensa.com

Aun no te has descargado la app móvil VetPac? Hazlo ahora,….. es GRATIS

App móvil VetPac Veteranos Paracaidistas de España